Raul, yo y mi otro yo.

Volver a entrenar

 

 

Hemos dejado de entrenar regularmente con nuestro recién creado equipo complutum, se me está olvidando hasta lanzar el frisbee, así que hay que dar un nuevo paso y conseguir un sitio que me aporte regularidad.

 

Si tienes alguna duda vente a Google, siempre hay algún iluminado dando palique sobre cualquier cosa a cualquier hora.

Elegir un equipo

En Madrid hay dos equipos de Ultimate Frisbee, ya había dicho que en Q+D se entrena muy bien, el otro equipo, Disckatus, entrena en el norte de la ciudad de Madrid, y tienen abierta la posibilidad, también, de entrenar con ellos.

En disckatus solo he tenido que enviar un correo para conocer sus horarios y días de entrenamiento. link a disckatus.

Un ciego guiando a otro ciego

La sorpresa mía ha sido que en la plataforma de meetup, donde encontré el primer entrenamiento de Q+D, había escrito una persona preguntando por entrenamientos y equipos en torrejón, así fue como conocí a Raúl, que quería saber los cómos y los cuandos.

Me puse en contacto con él y coincidimos para ir a Madrid, pero lo que más me llamó la atención fué que Raúl era mayor que yo!! (Sorpresa)

 

 

Con hijos y una infinidad de responsabilidades y por ende falta de tiempo, al igual que yo…

Raul estaba aprendiendo desde cero, había visto algo con respecto a Ultimate, pero no tenía ninguna experiencia previa, así que mi camino al campo de Disckatus fue una larga charla de cómo se juega el Ultimate. (un ciego guiando a otro ciego) 

El entrenamiento en Disckatus es también exigente, era el primero de la temporada así que fue suave, pero para la falta de físico que llevábamos encima fue bastante extenuante.

 

Mi conclusión, la cual compartí con Raúl, es que el SOTG hace que la mayoría de la gente que practica este deporte es bastante abierta, no solo a que la lies corriendo por donde no es, o tirando el disco sin saber, sino que te acogen con paciencia y te enseñan lo que saben sin ningún reparo, esto hace de el Ultimate un gran deporte.

 

de vuelta a torrejón casi destrozados, hemos regresado Raúl y yo sin grandes estropicios corporales, por tanto dispuestos a volver y coger fuerza para avanzar en la línea de aprendizaje, desde aquí un saludo Raul!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *